Junio - 2020
15 de agosto de 2020, 4:37:53
Especies


Las áreas protegidas e indígenas, claves para conservar al jaguar


El primer estudio transfronterizo sobre el jaguar, realizado en Colombia, Ecuador y Perú, confirma que las áreas protegidas e indígenas de la Amazonía son claves para la conservación de este felino amenazado que se encuentra muy perjudicado por la pérdida de su hábitat a causa de las acciones del hombre.


La pérdida del hábitat de los jaguares está considerada como la mayor amenaza que enfrentan estos felinos, debido a que requieren de grandes extensiones de territorio para sobrevivir. El desarrollo de infraestructura, la expansión de las actividades agrícolas y ganaderas, y la pérdida de vegetación son factores que han degradado y fragmentado su hábitat.

Teniendo en cuenta estas problemáticas, un estudio reciente sugiere que tanto las áreas protegidas como las tierras indígenas cumplen un papel determinante en el mantenimiento de vertebrados terrestres en los bosques tropicales, como el jaguar. Estas zonas sirven de refugios para especies amenazadas, como el gran felino.

El 90% de la población de jaguares está en la Amazonía

Este estudio fue realizado por científicos de WWF Colombia, Ecuador y Perú junto a investigadores locales y comunidades indígenas. Su trabajo surgió ante la necesidad de conocer la población de jaguar en un corredor fronterizo de los tres países, ubicado en la Amazonía, donde se encuentra cerca del 90% de la población del felino. Esta es la primera investigación poblacional de jaguar dentro de un parque nacional en Perú (Parque Nacional Gueppi Sekime) y uno de los primeros en tierras indígenas y áreas protegidas de Colombia y Ecuador (Reserva Faunística de Cuyabeno y Resguardo Indígena Predio Putumayo, respectivamente).

Se trata de un trabajo minucioso que duró dos años y acaba de ser publicado en la revista Science Direct, cuyos resultados permitirán definir estrategias de conservación para esta icónica especie. Gracias a esta investigación, se estimó la presencia de aproximadamente 2.000 ejemplares en estos tres territorios.

“Los paisajes de conservación transfronterizos que incluyen áreas protegidas y tierras indígenas con sistemas de producción sostenibles son ejemplos reales de que es posible mantener una fortaleza en esta parte de la Amazonía para vertebrados como el jaguar, que se mueve a través de las fronteras geopolíticas. Nuestros resultados indican que, afortunadamente, esta parte del noroeste de la Amazonía aún no ha sido modificada sustancialmente por las actividades de los humanos”, señala el estudio.

Se puede acceder a la noticia completa en https://wwf.panda.org/wwf_news/?uNewsID=363711&fbclid=IwAR09xXxFEslGQstIGfgNAlla7TPo4117kvgEkneoIs1c9FP0oevIJDk7g-E

Revista Quercus.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  quercus.cibeles.net