quercus.cibeles.net

Resultados de un año de foto-trampeo en el sur de Marruecos

Ungulados del Sahara: gacelas, arruís y los que ya no están

En esta imagen de foto-trampeo una hembra de gacela de Cuvier y su cría recorren el lecho seco de un río en busca de alimento.
En esta imagen de foto-trampeo una hembra de gacela de Cuvier y su cría recorren el lecho seco de un río en busca de alimento.
martes 25 de febrero de 2020, 12:14h

La gacela de Cuvier y el arruí son los únicos ungulados de la fauna sahariana registrados en el operativo de foto-trampeo desplegado durante un año en el sur de Marruecos por un equipo de naturalistas españoles. Amenazas como una presión cinegética insostenible, que ya llevó a la extinción a algunas especies, siguen muy vigentes.

Por Asociación de Estudio y Conservación de Fauna Harmusch

Tras numerosas expediciones al Sahara Atlántico llevadas a cabo por nuestra asociación (ver Quercus 348, páginas 26 a 32), quedaba cada vez más patente la precaria situación de los ungulados.

Sólo había que leer a Eugenio Morales Agacino y a José Antonio Valverde para comprobar que hasta seis especies diferentes formaban grandes manadas en el desierto más atlántico: el órix de cuernos de cimitarra (Oryx dammah), el addax (Addax nasomaculatus), el antílope mohor (Nanger dama mhorr), la gacela de Cuvier (Gazella cuvieri), la gacela dorcas (G. dorcas) y el arruí (Ammotragus lervia).

Contrariamente a lo que podríamos pensar, este escenario no es una imagen tan lejana. De hecho algunas de estas especies permanecieron hasta los años setenta del siglo XX. Pero otra vez más, la mano del hombre hizo que el órix, el addax y el antílope mohor hayan pasado a ser vestigios del pasado.

Autor: Harmusch ([email protected] ), nombre en hasaní de la gacela de Cuvier, nace en 2014. Esta asociación está formada por biólogos y naturalistas con una gran experiencia en proyectos de gestión y conservación de especies amenazadas en todo el mundo.Web: www.harmusch.org

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+

0 comentarios