quercus.cibeles.net

Son ya dos las águilas pescadoras reintroducidas en la comunidad valenciana que se electrocutan

Tendido eléctrico de diseño peligroso para las aves situado en la Albufera de Valencia (foto: Adensva).
Tendido eléctrico de diseño peligroso para las aves situado en la Albufera de Valencia (foto: Adensva).
domingo 29 de marzo de 2020, 22:42h

La Asociación para la Defensa de la Naturaleza al Sur de Valencia (Adensva) ha informado de la reciente muerte por electrocución en La Albufera de una de las cuatro águilas pescadoras (Pandion haliaetus) liberadas en el proyecto de reintroducción de la especie durante 2019 en el Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva (Alicante-Valencia). Este ejemplar, bautizado como “Marina”, se electrocutó al posarse sobre un apoyo eléctrico propiedad de Iberdrola.

Para Adensva "resulta de una irresponsabilidad extrema que a día de hoy l’Albufera, el humedal más emblemático y protegido de la Comunidad Valenciana, no tenga desde hace años adaptados todos sus tendidos eléctricos para evitar la electrocución de las aves".

La Fiscalía Provincial de Valencia ha iniciado diligencias de investigación penal a raíz de una denuncia presentada por Adensva sobre las continuas muertes por electrocución de avifauna en tendidos eléctricos de la Albufera y sus alrededores. La denuncia presentada hace referencia a la electrocución de gran cantidad de aves desde 2015, entre ellas 44 rapaces de diferentes especies.

Son ya dos las águilas pescadoras del proyecto de reintroducción de la especie en la Comunidad Valenciana las que han muerto por electrocución. En diciembre de 2019 el emisor de “Quillo” dejó de emitir y encontraron al ave muerta a los pies de un apoyo eléctrico en Fez (Marruecos).

Este contenido es un resumen / anticipo de una información cuyo texto completo se publica en la revista Quercus, tanto en su versión impresa como digital.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+

0 comentarios